El PNUD propone un enfoque innovador de participación ciudadana

Panamá: 03 de Febrero de 2021

La plataforma Ágora representa un hito sobre cómo se puede aprovechar la tecnología para generar consensos

Zuleika, es una madre soltera de 23 años, ha tenido dificultades para acceder al mercado laboral, a pesar de contar con un título universitario.

Oriunda de la Santiago la capital de la provincia de Veraguas en la región central de Panamá, Zuleika se queja de la deficiente educación universitaria y de lo que llama una “cultura de amiguismo”. Ambos factores, dice, representan un “techo de cristal” para su crecimiento profesional y movilidad social.

La historia de Zuleika es similar a la de muchos otros en el país. En los últimos años, miles de panameños y panameñas han expresado su frustración por el limitado acceso a los procesos tradicionales de toma de decisión.

En julio de 2020, el presidente Laurentino Cortizo, propuso poner en marcha un proceso nacional que permitiera construir un nuevo pacto social. ¿El objetivo?  Sentar las bases para transformar el tejido social y las instituciones y cerrar la brecha de las desigualdades prexistentes; ampliadas por la crisis provocada por la pandemia de COID-19.

La propuesta permitiría escuchar a todos los ciudadanos, que, como Zuleika, tengan aportes, propuestas, ideas o deseen comentar para transformar el país, a través de una metodología y una aplicación tecnológica diseñada por la Oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el apoyo de GovRight.

“En GovRight trabajamos para apoyar a los países en la aplicación de un enfoque construido en el principio de gobernanza participativa y la utilización de la inteligencia colectiva de los ciudadanos y ciudadanas para el proceso de toma de decisiones”, señala Tarik Nesh-Nash, director ejecutivo de GovRight.

A pesar de que su lanzamiento es reciente, el éxito de la plataforma Ágora consiste en estimular la participación de más del 1% de la población panameña, lo que indudablemente muestra la efectividad de este enfoque en el incremento de un compromiso cívico”, agrega Nesh-Nash.

Más inclusión y participación

En un esfuerzo por cambiar los diálogos tradicionales en los que participan grupos limitados de actores en los procesos de toma de decisiones, el PNUD Panamá trabaja para promover un enfoque más inclusivo y participativo, de abajo hacia arriba y centrado en los ciudadanos.

Bajo ese concepto se desarrolló Ágora, la plataforma digital de participación ciudadana propuesta para el Pacto del Bicentenario: Cerrando Brechas y puesta a disposición de Panamá. 

La plataforma promueve la participación ciudadana representativa, esencialmente para buscar soluciones de políticas públicas y dar a los panameños una voz en la redefinición del contrato social del país.

El proceso del Pacto del Bicentenario ?lanzado el 26 de noviembre de 2020 junto a Ágora? se divide en dos fases: “Panamá Propone” y “Panamá Decide”, ambas etapas incluyen diferentes actores y tienen diferentes objetivos.  

La fase “Panamá Propone”, que culminará el 28 de febrero, se alimenta de las propuestas, ideas y comentarios propuestos a las 11 categorías, incluida "otros temas" que se presentan en Ágora.

A dos meses de su lanzamiento, la plataforma le ha aportado más de 28 mil propuestas sobre los temas y subtemas propuestos.  Más de 50 mil participantes en todo el país. Y no se trata solo de un espacio para que ciudadanos y extranjeros residentes contribuyan, sino que también está pensado para la academia, los actores de la sociedad civil, los funcionarios públicos y las instituciones.

Son los ciudadanos quienes, hasta el momento, han presentado más del 90% de las propuestas, lo que confirma la relevancia de la herramienta para hacer sentir su voz, así como su aplicación para otros procesos de planificación nacional y local en el diseño de políticas públicas.

Por su parte, la fase “Panamá Decide” involucra discusión, consenso y toma de decisiones a través de comités nacionales y regionales, con amplia representación de toda la sociedad panameña representada en la denominada “las cinco Panamás” (la moderna, de los barrios, la clase media, rural e indígena).

Durante esta fase, las propuestas son contextualizadas y evaluadas a nivel regional, con el objetivo de identificar las que puedan “cerrar las brechas [de desigualdad]” en Panamá y ser transmitidas a los gobiernos locales o al comité temático nacional correspondiente.

“La metodología detrás de Ágora representa un hito histórico sobre cómo se puede aprovechar la tecnología de manera efectiva para utilizar la inteligencia colectiva con el propósito de impulsar innovaciones centradas en los ciudadanos y generar consenso en torno a ellas”, señala Linda Maguire, representante residente del PNUD en Panamá.

La necesidad de tales plataformas es aún mayor en la era Covid-19 y post-Covid-19, ya que tecnologías y plataformas como Ágora brindan una idea de lo que puede llegar a ser el futuro de la participación ciudadana, concluye.